Close

¿Influirán los cambios tecnológicos en la prevención de riesgos laborales?

Ya en alguna ocasión hemos abordado en este blog este asunto y creemos que estaremos de acuerdo en que la influencia de los cambios tecnológicos, en lo que entendemos por gestión de la prevención a nivel “tradicional”, es ya importante.

Desde nuestra perspectiva de auditores en sistemas de gestión en prevención de riesgos laborales nos encontramos cada vez más con nuevas problematicas o avances en aspectos que antes eran residuales. Por ejemplo, podemos citar:

-La externalización de tareas hacia empresas de outsourcing cada vez es mayor lo que añade algo más de complejidad a la, ya de por sí, complicada tarea de la coordinación de actividades empresariales.

-El avance inexorable del teletrabajo -en sus diferentes modo de implantación- también obliga a pensar en las medidas preventivas a adoptar fuera del centro de trabajo tradicional y, más aún, cuando es propiedad del trabajador. El cada vez más frecuente trabajo fuera de las empresas, ya sea en centros de coworking o en cualquier lugar donde el trabajador pueda encontrarse en cada momento, también obliga a replantear numerosos aspectos de la gestión preventiva.

-La creciente digitalización también añade relevancia a determinados aspectos preventivos que, anterioremente, podían no ser los más relevantes en la mayoría de las empresas.

-Si atendemos a los riesgos psicosociales o derivados del factor humano, y además de la evolución de la propia actividad preventiva en su implantación, aparecen aspectos como la preocupación por el envejecimiento, el tecnoestrés o la dificultad de la desconexión tecnológica y su influencia en el ser humano.

-La nanotecnología, como otro ejemplo de riesgos emergentes, y su necesidad de incluirla en la evaluación de riesgos también resultar cada vez más de capital importancia.

-¿Y qué decir de la robótica? Parecía ciencia ficción pero ya la tenemos aquí. La coexistencia de robots y humanos en e entorno laboral también es fuente de riesgos de todo tipo que deben ser contemplados y evitados. Empezamos a ver compañeros de trabajo robots que nos hacen preguntarnos hasta por el concepto de trabajador a la hora de aplicar lo establecido en la Ley 31/95 y posterior reglamentación.

Y mil asuntos más que nos llevan a una sensación de vértigo y, como prevencionistas, de cierto descontrol.

Sin duda, habrá que revisar contínuamente el Plan de Prevención, la Evaluación de Riesgos y la posterior Planificación de la Actividad Preventiva. Si queremos avanzar con los tiempos en materia preventiva, estos documentos deben adquirir un carácter mucho más dinámico del que tienen en la actualidad, el riesgo es la obsolescencia en un corto período de tiempo.

Desde luego, más preguntas que respuestas:

¿Es posible desconectarnos con garantías, para nuestra salud, de los medios tecnológicos en el mundo en que vivimos?

¿Será posible una adecuada gestión del envejecimiento en las empresas si el volumen de empleo tiende a disminuir?

¿Cuáles son los aspectos de gestión de prevención de riesgos laborales que adquirirán mayor protagonismo para adaptar la gestión preventiva al marco laboral que ya tenemos aquí?

¿Cómo tendremos que gestionar la coordinación de actividades empresariales para adaptarla al marco creciente de externalización?

¿Cómo adaptamos la gestión de seguridad en el uso de equipos de trabajo ante el aumento de la presencia de robots y equipos automatizados?, etc, etc.

¿Qué influencia tendrá la presencia de robots sobre la edad de jubilación y el sistema de cotización?

¿Se puede generalizar la idea de obligación sobre las empresas de cotizar por los robots que empleen a la de implantar sistemas de organización que supongan eliminación de puestos de trabajo?

Desde luego resulta evidente que le gestión preventiva debe adaptarse a estos cambios y, en la medida de lo posible ir anticipándose a los mismos. Como auditores estamos palpando estos cambios y las dificultades que conlleva para la tradicional gestión preventiva y, si queremos aportar a las empresas con nuestro trabajo, no queda más salida que mantenernos al día en las soluciones que se pueden aportar a tan rápida evolución del mundo del trabajo.

5 noviembre, 2017 BLOG