Close

Los datos de siniestralidad en escalada imparable

No se trata de “hacer ruido con la lata” ni alarmar pero los indicadores principales de la eficiencia de la gestión de prevención de riesgos laborales no arrojan buenos resultados.

Resulta evidente que 2018 ha sido un año pésimo en lo que se refiere a los índices de siniestralidad laboral:

  • Más muertes (652 fallecidos, 34 más que en 2017)
  • Más accidentes (1.333.002, 10.993 más)
  • Más accidentes graves (3.917, 121 más que supone un incremento de 3,2%)
  • Más accidentes con baja (602.316, un 3,2% más)
  • Más accidentes in itinere durante la jornada laboral (82.279, un 3,3% más)
  • Más enfermedades profesionales registradas (24.231, un 14,36% más que en 2017)

En 2018 murieron 652 personas en el trabajo, 34 más que en 2017, lo que supone un incremento del 5,5%. Del total de fallecimientos, 506 ocurrieron durante la jornada de trabajo (22 muertes más que en 2017, esto es un 4,5% más) y 146 fueron in itinere (12 más que el año anterior, lo que supone un crecimiento del 9%).

Por sectores de actividad donde se registraron más muertes fue en el sector servicios (259 fallecidos), seguido por la industria (90), la construcción (85) y el sector agrario (72).

Atendiendo al género, los accidentes con baja durante la jornada laboral afectaron más a hombres que a mujeres, un 71% frente a un 29% o, dicho de otra forma, 368.917 hombres accidentados frente a 151.120 mujeres.

La primera causa de accidente laboral con baja, ocurrido durante la jornada laboral, han sido los sobreesfuerzos físicos sobre el sistema musculo esquelético (se registraron 187.332 accidentes, lo que suponen el 36% del total)

El 82% de las enfermedades profesionales fueron causadas por agentes físicos. Únicamente 28 enfermedades de las registradas fueron causadas por agentes carcinógenos.

Esta es la situación, y los avances de los datos de 2.019 van por el mismo camino. Algo se tendrá que hacer para detener esta lacra social, casi siempre silente, y económica en valores absolutos y de productividad.