Close

Los medios tecnológicos y la gestión de la PRL. Una visión auditora

Uno de los aspectos que se comprueba, o debe comprobarse, en el proceso de Auditoría Legal del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales (SGPRL) es el ajuste de los medios de que dispone la empresa para acometer sus necesidades en materia preventiva.

Los medios alcanzan desde los recursos humanos, directos o indirectos, de que se dispone para asumir sus obligaciones y necesidades, al instrumental oportuno para realizar mediciones, en su caso, o los medios tecnológicos adecuados para que los recursos humanos no dediquen excesivo tiempo a tareas administrativas o burocráticas y, por otro lado, faciliten el acceso rápido y ágil del SGPRL a toda la organización, ya sea para aportar datos al sistema o para informar sobre los contenidos del mismo.

Centrándonos en éstas últimas, en ocasiones, mientras nos encontramos en un proceso de Auditoría Legal SGPRL, algunas empresas comentan estar en proceso de elección sobre diversas herramientas en materia preventiva y manifiestan muchas dudas al respecto. Estas herramientas alcanzan a la totalidad de la gestión PRL o a aspectos determinados como puede ser la Coordinación de Actividades Empresariales (CAE).

Como expone la información que acompañamos a estas líneas, las empresas pretenden varios objetivos con la incorporación de tecnología a su Departamento de PRL, como pueden ser la disminución de errores aportando mayor seguridad jurídica, el aumento de la productividad y la mejora de los procesos así como favorecer la integración de la PRL en las políticas corporativas de la empresa.

Es importante tener en cuenta que la actividad profesional PRL, tal y como la conocemos hoy, es bastante novedosa y que las herramientas existentes en el mercado, en algunas ocasiones, están empezando a rodar.

Por ello, nuestra recomendación siempre va en tres sentidos, siempre pensando que es una decisión cuyas consecuencias -positivas o negativas- deberemos mantener bastante tiempo e influye notoriamente sobre la gestión PRL:

  • Contar con un partner tecnológico que pueda aportar experiencia contrastada y se convierta, de este modo, en un consultor tecnológico, especialmente durante el proceso de implantación y adaptación de la herramienta a nuestra empresa. Además, también es importante contrastar la existencia de un soporte de atención fiable y efectivo sostenido en el tiempo.
  • Elegir una herramienta que disponga de la dimensión de respuesta adecuada al volumen y actividad de nuestra empresa. Siempre utilizamos la misma conocida frase: “No matemos moscas a cañonazos”.
  • Por último, que la herramienta tenga posibilidad de crecimiento y desarrollo pues, es posible, que nuestra necesidades PRL vayan variando con el tiempo. La herramienta escogida debe tener la posibilidad de crecer con nuestra empresa en paralelo y de manera ágil.

Os dejamos un enlace a una información publicada en www.prevencionar.com que nos ha parecido de interés e ilustra de modo claro estas ideas.

http://prevencionar.com/2018/01/17/4-pasos-realizar-la-transformacion-digital-la-seguridad-salud/

21 enero, 2018 BLOG