Close

PARECE QUE NO VAMOS POR BUEN CAMINO, O VAMOS MUY LENTO…¿SOLAMENTE EFECTO DE LA CRISIS ECONOMICA?

Según los ultimos datos de la OCDE, trabajar en nuestro país tiene mayor peligro para la salud física que en el resto de Europa.

Los datos que han sido recogidos por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) se han recogido y que son base para realizar la anterior información corresponden al período de 2.005 a 2.015. En el titulo de la información, la OCDE habla de “impacto de la crisis” y el estudio se ha basado en tres indicadores:
  • La seguridad del mercado laboral en lo referido a riesgo de desempleo y cobertura del mismo.
  • Calidad del entorno de trabajo.
  • Remuneraciones
Nuestro país no obtiene buenos resultados en ninguno de los indicadores y comparativamente con el resto de países objeto de estudio, que han sido 21, resultamos, actualmente, ser uno de los peores países para trabajar.
Si lo centramos específicamente en los riesgos para la salud física en el trabajo (condiciones de trabajo) o tensión laboral (exigencias del trabajo y recursos para afrontarlo) obtenemos una puntuación deficiente. Solamente en apoyo social laboral o compañerismo obtenemos una puntuación bien valorada.
Si pensamos someramente en estos datos, es claro que nuestras condiciones de trabajo, en todo sentido, han empeorado en los últimos diez años, fundamentalmente por efecto de la dura crisis económica que hemos atravesado y en la que aún estamos inmersos. A este respecto, es claro que España ha sido uno de los países más afectado y, por tanto, en el que más han empeorado las condiciones laborales. Si a esto unimos la falta de conciencia colectiva que nos caracteriza y el exceso de individualismo, se amplifica el efecto de la crisis económica.
Los que nos dedicamos a la prevención de riesgos laborales y hemos vivido su evolución en los últimos veinte años, hemos visto desmoronarse los resultados de los esfuerzos realizados en mejora de la cultura preventiva, generalizando y en modo grueso, con el empeoramiento de las condiciones económicas del país. La gestión de la prevención de riesgos laborales fue uno de los aspectos de gestión empresarial que sufrió en primer lugar los recortes en la inversión empresarial fruto de la situación económica. 
Evidentemente, nuestra conciencia colectiva debe mejorar y nuestra cultura preventiva también; y ambos aspectos deberán hacerlo -con un impulso estratégico, constante e independiente a corrientes políticas- desde la educación de las próximas generaciones. 

Acompañamos el enlace a los datos de la OCDE base de esta información.

http://www.oecd.org/employment/the-crisis-has-had-a-lasting-impact-on-job-quality-new-oecd-figures-show.htm